OFUNAM 2016. Danza húngara, de Johannes Brahms

Sala Nezahualcóyotl, Centro Cultural Universitario
Emisión: 31 enero, 2016
Duración: 4 min.

Interpreta:
Orquesta Filarmónica de la UNAM
Director huésped: Martin Lebel

Grabación organizada por Orquesta Filarmónica de la UNAM

Johannes Brahms (Hamburgo, 1833 – Viena, 1897) Entre 1852 y 1853, Johannes Brahms entró en contacto con tres importantes músicos húngaros. Uno de ellos, Franz Liszt, no despertó en el veinteañero Johannes el menor interés por sus concepciones musicales, pues apuntaban en dirección diametralmente opuesta a su postura estética (se asegura incluso que cuando lo escuchó ejecutar sus obras no pudo evitar, como diría Mario Benedetti, dejar caer sus «párpados pesados como juicios»). Otro, Joseph Joachim, para muchos el más grande violinista de la segunda mitad del siglo XIX, se convirtió en uno de los más importantes defensores de la música de Brahms, quien le dedicó su concierto para violín. El tercero, violinista al igual que el anterior, y con quien Brahms dio una serie de conciertos por distintas ciudades de Alemania en 1853, marcó profundamente su desarrollo musical al ponerlo en contacto con el alma de la música húngara y gitana, y le enseñaría a tocar alla zingarese y a hacer uso del rubato en la ejecución a dúo, Eduard Hoffmann (mejor conocido como Reményi). La influencia del folclor musical húngaro y gitano en las obras de Brahms está presente en sus Variaciones para piano sobre una canción húngara op. 21, los once Cantos gitanos para coro y piano op. 103, el Capricho en si menor para piano, el Rondo alla zingarese del Cuarteto para piano en sol menor op. 25, entre otras tantas obras, pero sobre todo en sus veintiún Danzas húngaras compuestas entre 1852 y 1869 para piano a cuatro manos (Brahms orquestaría sólo unas cuantas, mientras que otros compositores, entre ellos Dvořák, las demás). En ellas, a diferencia del esfuerzo de Liszt por preservar la atmósfera gitana en sus Rapsodias húngaras, Brahms adapta los elementos tomados del folclor a su estilo personal, no obstante haber afirmado que «son hijas genuinas del Pusta (paisaje tradicional húngaro) y de los gitanos. No nacidas de mí, solamente nutridas por mí con leche y pan.»

 

Durante ochenta años de actividades, la OFUNAM se ha convertido en una de las mejores orquestas de México. Su popularidad se debe a la calidad del conjunto, de sus directores titulares, a la participación de directores huéspedes y solistas de prestigio nacional e internacional, a una programación interesante y variada, al entusiasmo de sus integrantes y a la belleza, la comodidad y la magnífica acústica de su sede, la Sala Nezahualcóyotl. Además, cada temporada la orquesta realiza giras por diferentes escuelas y facultades de la UNAM. En 2014 realizó una gira por Italia y en 2015 otra por el Reino Unido. Su repertorio abarca todos los estilos, desde el barroco hasta los contemporáneos, incluyendo desde luego la producción nacional.

 

Este video corresponde al programa de la Primera temporada OFUNAM 2016.
Fuente: OFUNAM

Agradecimientos:
OFUNAM, Coordinación de Recintos, CCU.

Música de la cortinilla de entrada Cultura en directo.UNAM: Josefa de Velasco/ “Conecta, campus del pensamiento”, fragmento, Interpretado por la OJUEM.

D.R. © UNAM 2016

Categoría: Artes escénicas
Área de interés: Música
Serie: OFUNAM